Reglas para Lograr una Buena Comunicación en el Matrimonio

Lunes, 29 de Septiembre de 2008 21:40
Imprimir
¿Te Gusta este artículo?

Reglas para lograr una buena comunicación en el matrimonio1. Escuchar; es la primera y más difícil condición para establecer el diálogo. Para comprender los sentimientos y puntos de vista del interlocutor es necesario:

a) Tener en cuenta su modo de ser y las peculiaridades que lo caracterizan.

b) Atender a lo que en ese momento nos dice y siente, en lugar de pensar lo que le vamos a contestar, mientras habla.

c) Evitar juicios de valor y discusiones.

No sabe escuchar quien:

a) Emite juicios de valor o discute acerca de lo que el interlocutor está platicando.
b) El que interrumpe la conversación o completa las frases del otro, dando por supuesto lo que pasa y adelantándose a exponerlo.
c) Se distrae durante el diálogo, ocupándose en hacer otra cosa.
d) Se apresura a dar soluciones.

2. Repetir; una buena manera de asegurarse de que se han comprendido las ideas expuestas es la de repetirlas con las propias palabras o parafrasearlas, pidiendo se confirme si se han entendido bien.

3. Responder; Expresar nuestro parecer sobre los que nos dicen: “si....., es cierto... sin duda....de acuerdo......tienes razón.....”. Asegura que el mensaje ha sido recibido, reservando,  a veces, una contestación para más tarde, cuando se haya reflexionado a fondo lo propuesto.

4. Adecuar el comportamiento a la palabra; el modo de actuar debe ser coherente con lo que se dice.

5. Valentía; Los sentimientos dan belleza y esplendidez al nexo de amor, pero también lo tornan frágil y lo exponen a ciertas crisis. Puede ayudar a suavizar eventuales tensiones o malentendidos un esfuerzo valiente para abrir nuestro corazón, pedir que ponga el suyo al descubierto e intentar examinar juntos la avería.

6. Espíritu positivo; si deseamos que nuestro cónyuge se corrija en algún detalle, es importante hacerle observaciones oportunas del modo más positivo posible.

7. Búsqueda sincera de la verdad; la comunicación no debe tender sólo a manifestar lo que uno u otro piensan y sienten, sino también, más aún, a descubrir la verdad, se trata de ver cuál es la realidad de las cosas, externas e Internas.


Fuente: “Asegurar el amor”, Tomas Melendo y Lourdes Millán Puentes

 

Actualizado ( Viernes, 09 de Enero de 2009 15:18 )  

Artículos Relacionados