El Sistema Inmunológico: El Conjunto de Células, Tejidos y Órganos que Trabajan para Proteger Nuestro Cuerpo

Lunes, 04 de Octubre de 2010 17:41
Imprimir
¿Te Gusta este artículo?

El Sistema Inmunológico: El Conjunto de Células, Tejidos y Órganos que Trabajan para Proteger Nuestro CuerpoSer inmune es estar protegido; es por ello que cuando hablamos en nuestro organismo del «Sistema inmunológico» nos estamos refiriendo a todo ese conjunto de células, tejidos y órganos que trabajan para proteger nuestro cuerpo. Aquí intervienen los famosos “glóbulos blancos” que  forman parte de este sistema de defensa. También reciben el nombre de «leucocitos».

Hace un año aproximadamente apareció como un boom la famosa y ya fenecida gripe del virus H1 N1, causó gran revuelo sobretodo cuando los médicos le dijimos a la población que si bien era un virus más de los tantos que hay pues que era muy agresivo en algunas personas sobretodo los que tenían defensas bajas.

Muchos pacientes preguntan siempre eso; ¿como se que tengo mis defensas bajas? Pues hay signos  en nuestro cuerpo que muchas veces son señales de alarma como la aparición de vesículas en los labios,  boca reseca, un cansancio mayor del habitual, heridas que tardan en cicatrizar, dolores musculares sin haber practicado ejercicio o fragilidad del cabello; todos estos signos delatan que las defensas de nuestro organismo están bajas. Si bien lo ideal sería evitar, en la medida de lo posible, hábitos y situaciones que puedan debilitar nuestro organismo, una alimentación adecuada también puede ayudarnos a superar épocas duras, pues permite reforzar el sistema inmunológico, que nos protege de bacterias, virus y otros organismos patógenos.

 

MIS DEFENSAS

Indudablemente una alimentación energética y balanceada tiene una manifiesta influencia en la actividad inmunológica, tanto por exceso como por defecto de calorías. El aporte excesivo de energía puede afectar a la capacidad del sistema inmunológico de combatir infecciones, por lo que la “obesidad” está ligada a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas y fue a quien peores consecuencias se vio con esta famosa gripe H1 N1 ya que un buen porcentaje de muertes se vio en este grupo de personas.

Entonces ese dicho de la abuelita de que “un niño gordo es un niño sano” cada vez se hace menos creíble; no solo porque estar con exceso de peso no es bueno para el desarrollo y crecimiento adecuados sino porque el sistema inmunológico es pésimo, es decir que son personas que se van a enfermar más a lo largo de su vida y por consiguiente su esperanza de vida será menor; asimismo existe una relación directa con obesidad, daño cardiovascular y defensas bajas.

Pero también las personas desnutridas presentan un mayor riesgo de contraer infecciones, al igual que quienes siguen regímenes de adelgazamiento con pseudo dietas disarmónicas sin control médico y desequilibrio de nutrientes.

Es por ello la importancia de estar en un buen estado Nutricional y ello se logra primero estando en un peso acorde a la edad, la talla y el sexo; asimismo comer ordenadamente y beber buenas cantidades de agua.

 

¿GRASAS UTILES?

La reducción de las grasas en la dieta no sólo es fundamental para controlar el peso, sino también para el óptimo funcionamiento del sistema inmunológico. Este demostrado que las dietas ricas en grasa reduce la respuesta inmunológica, aumentando así el riesgo de infecciones. Por lo tanto, si se reduce el contenido de grasa en la dieta, la actividad inmunológica aumenta. No obstante, no es sólo una cuestión de cantidad, la procedencia o calidad de las grasas que introducimos en nuestra alimentación cotidiana también es importante. Hay que recordar que si existen grasas útiles para el organismo como la de los pescados, frutos secos, aceite de oliva y girasol o aceite de linaza para asegurar un aporte equilibrado de diferentes grasas esenciales para la salud.

Consumir regularmente productos lácteos enriquecidos con bacterias útiles como los Pro bióticos contribuye, asimismo, a aumentar las defensas inmunológicas. De hecho, hay estudios que demuestran que quienes toman regularmente este tipo de lácteos presentan, además de una mayor resistencia a los microorganismos que provocan las intoxicaciones alimentarias, un mejor estado del sistema inmunológico.

Finalmente, el mantenimiento en condiciones del sistema inmunológico requiere un consumo constante de todas las vitaminas y minerales necesarios. Para ello, hay que asegurarse de seguir una dieta equilibrada que incluya variedad de alimentos en las cantidades adecuadas.

 

SUGERENCIAS

Más artículos de Buena Salud en este enlace.

 

Autor:  Dr. Gerardo Bouroncle Mc. Evoy
Médico - Cirujano - Nutriólogo
Nutrición  Clinica
CMP 31235
Miembro de la Sociedad Peruana de Nutrición

Telf. 999407720 - 992784801

Nota: Este y otros artículos más los puedes encontrar en www.corpolineal.com

Título Original: El Sistema Inmunológico

El Sistema Inmunológico: El Conjunto de Células, Tejidos y Órganos que Trabajan para Proteger Nuestro Cuerpo

Actualizado ( Lunes, 04 de Octubre de 2010 17:53 )  

Artículos Relacionados