Banner
Perú,
Martes, 19 de Septiembre de 2017

DEGANADORES - El Conocimiento a TU Alcance

DeGanadores.com DeGanadores Cambio Oposición, Objeciones y Sabotaje a las Nuevas y Buenas Ideas como Reacción, Resistencia y Temor al Cambio en las Empresas y Organizaciones

Oposición, Objeciones y Sabotaje a las Nuevas y Buenas Ideas como Reacción, Resistencia y Temor al Cambio en las Empresas y Organizaciones

E-mail Imprimir
¿Te Gusta este artículo?

Oposición, Objeciones y Sabotaje a las Buenas Ideas como Reacción, Resistencia y Temor al Cambio en las Empresas y OrganizacionesUsted se dirige, emocionado, a una reunión de trabajo porque ha tenido una idea brillante relacionada con un nuevo producto o servicio y está ansioso por exponerla ante el grupo. Pero debe estar preparado para lo que le espera. La reacción más común ante las iniciativas novedosas no es el entusiasmo ni la euforia; es la oposición disimulada, o sabotaje.

El sabotaje se manifiesta en comentarios sobre por qué esa idea no va a funcionar, no se puede aplicar y no está contemplada en el presupuesto.

Como dijo una vez Albert Einstein:

"Las grandes ideas suelen suscitar una oposición violenta por parte de los mediocres".

El filósofo Schopenhauer dijo:

"Al principio, todas las verdades son ridiculizadas o ferozmente rechazadas".

Y recuerden una famosa frase:

"¿Acaso el hombre de éxito logra hacer lo imposible?
¡NO! Se limita a hacer lo que la mayoría de las personas que lo criticaron, creyó imposible realizar." 
Paul J. Meyer

A menudo, el sabotaje tiene que ver con experiencias pasadas. Los individuos que se oponen con más vehemencia suelen ser los de mayor edad, los que "lo han visto todo". Sus palabras parecen imprimirle control a un mundo impredecible y, por lo tanto, su reacción inspira seguridad. Sin embargo, elegir la seguridad es peligroso cuando estamos inmersos en un medio tan cambiante como el actual.

Aun cuando, en algunas ocasiones, la oposición parezca razonable, es destructiva por tres motivos.

Primero, porque suprime ideas que pueden llegar a ser buenas si se pulen un poco. Segundo, porque menoscaba el ánimo y la confianza. Tercero, porque desmotiva al individuo, que se abstendrá de formular ideas originales en el futuro.

Cuando una persona encara tantas objeciones al plantear una idea, lo más probable es que se vuelva temerosa y evite volverlo a hacer.

¿Sabe usted a quién saboteamos con más frecuencia? A nosotros mismos. Incluso antes de plasmar la idea en un papel y de darle a otro la oportunidad de opinar, la voz que tenemos dentro de la cabeza nos da una cantidad de razones por las que nuestra idea no va a funcionar y no es viable.

 

Los Viejos Hábitos son Duros de Modificar

La oposición disimulada, o sabotaje, es muy común porque nos sentimos más tranquilos conservando los viejos hábitos. Los mismos hábitos y maneras de pensar que obstaculizan el crecimiento y la creatividad, y que hacen que nuestros competidores casi siempre nos aventajen. Fiarnos demasiado de nuestros hábitos también nos adormece mentalmente y apaga nuestro entusiasmo.
 
Para evitar que se presente resistencia, al exponer una nueva idea es fundamental mencionar los beneficios que tendrá para los miembros del grupo. Haga que todos se involucren en alguna fase de la implementación.

 

Sabotee a los Saboteadores de las Nuevas y Buenas Ideas

Robert J. Kriegel nos cuenta:

La siguiente técnica, divertida y eficaz, evita que cunda la oposición disimulada. Durante una sesión de lluvia de ideas con los líderes de un grupo de hospitales, puse sobre la mesa una pelota roja, expliqué la tendencia al sabotaje y anuncié que quien empezara a oponerse a cualquier idea se ganaría un pelotazo.

Tras unos quince minutos, uno de los vicepresidentes hizo el siguiente comentario para referirse a una idea que alguien acababa de exponer: "Eso es demasiado costoso y ya ejecutamos el presupuesto. Además, los médicos y las enfermeras jamás estarán de acuerdo". Entonces, ¡bum! De alguna parte le llegó un pelotazo. Todos se rieron, incluido el vicepresidente. Fue increíble. Ése fue el comienzo de una serie de pelotazos cada vez que alguien objetaba alguna idea.

Pero lo más sorprendente fue el cambio que experimentó el comportamiento de los asistentes. Empezaron a apoyarse unos a otros y a lanzar ideas verdaderamente originales. El clima de la reunión se tornó más desinhibido y divertido. Cuando nos estamos divirtiendo predomina el lado del cerebro del cual depende la creatividad. Nunca olvide que la diversión es su precursora.

En cierto momento, el presidente del grupo tomó la pelota y se golpeó la cara con ella, al tiempo que decía: "Si se hubieran enterado de lo que estaba pensando, me la habrían lanzado. ¡Me he dado mi merecido!"

A raíz de esa reunión desarrollaron una línea de software para establecimientos de atencin externa en salud, que generó ingresos por más de 75 millones de dólares en tres años. Eso no habría sido posible sin la famosa pelota.

Casi todas las semanas recibo pelotas de colores, pistolas de agua u otros objetos por el estilo, con los logotipos de las compañías que me los envían y notas que dicen, más o menos: "Esto lo utilizamos en todas nuestras reuniones".

La clave para abrirse al cambio y para desarrollar nuevas y buenas ideas y oportunidades novedosas es atizar la hoguera, no sofocarla. La próxima vez que asista a una reunión de trabajo, lleve una pelota o una pistola de agua y prepárese para un rato de acción, diversión y creatividad. Es más, tenga siempre a la mano uno de estos artículos en su oficina.Yo tengo una pistola de agua entre un cajón de mi escritorio y cada vez que me descubro saboteando mis propias ideas, me disparo un chorro de agua.

 

Esquive la lluvia de objeciones a las nuevas y buenas ideas

Las siguientes afirmaciones indican que el chaparrón o lluvia de objeciones a las nuevas y buenas ideas, no se hará esperar:

"Así no es como se hacen las cosas aquí".
"Nunca hemos hecho nada parecido".
"Así es como siempre lo hemos hecho".

Cuando nos resistimos a cambiar, corremos el riesgo de que nuestros competidores se nos adelanten y hasta nos saquen del negocio. Utilizar hoy los métodos y las estrategias de ayer es una garantía de que no estaremos mañana. Como dijo un ejecutivo: "Lo conocido y comprobado puede acabarnos".

"Es una excelente idea, pero..."
Ésta es una manera decente de decir: "Pienso que su idea es pésima". Cualquier cosa que se diga antes del "pero" es simple chachara.

"No se arriesgue"
Enterrar la cabeza en la arena, como los avestruces, es una estrategia que no funciona en un medio competitivo. En esta época, no arriesgarse significa perder la cabeza. Irse por el camino seguro es peligroso. Lo único seguro en un medio como el actual es la emoción que producen el cambio y la innovación.

"Es sólo un capricho"
Sí; también lo fueron el teléfono celular, el horno de microondas, el telefax. Los caprichos de hoy suelen ser las necesidades básicas de mañana.
 
"Es demasiado..."
...difícil, costoso, rápido, lento, llamativo, demorado. Cuando empezamos a utilizar la palabra "demasiado" debemos tener cuidado porque significa que nos estamos convirtiendo en saboteadores.

"Eso nunca funcionará; no se puede hacer"
Como tampoco la mayoría de las cosas que usted está haciendo ahora. Lo que parece imposible hoy no lo parecerá mañana. Todo es posible.

"No tienen experiencia en nuestra área"
Como tampoco la tenían, en su mayoría, los directivos más respetados de las grandes compañías. Los principiantes aportan nuevas perspectivas que pueden ser valiosas en cualquier actividad.

"Es utópico y poco práctico"
No olvide que lo que fue una realidad ayer, probablemente hoy ya está pasado de moda y mañana será obsoleto. Y lo que fue utópico ayer, seguramente hoy se puede realizar y mañana será común y corriente.

"No trate de arreglar lo que no se le ha roto"
Si espera a que se le rompa del todo para empezar a arreglarlo, terminará sin nada para reparar y, sin duda, con un daño irreparable.

"No haga olas"
Pero es que fuertes olas de cambio ya están sacudiendo la nave, que naufragará si usted no se prepara para modificar el rumbo.

"No está contemplado en el presupuesto"
Claro que no. El presupuesto de este año fue elaborado el año pasado, cuando las circunstancias eran completamente distintas.

"Esperemos a ver qué pasa"
Ésta es una táctica dilatoria que se basa en la esperanza de que, en algún momento, la idea se dejará de lado o se olvidará. Pero lo que casi siempre sucede es que, de tanto esperar, la oportunidad se esfuma y otro la aprovecha.

Y Usted ¿Conoce alguna otra famosa frase. saboteadora de nuevas y buenas ideas?

 

Fuente y Autor: Basado en ideas del Libro "Tenga Éxito en los Negocios sin Matarse en el Intento" de Robert J. Kriegel 

 

Comentarios (0)Publica tu comentario

Escribir comentario

busy
Actualizado ( Martes, 05 de Enero de 2010 10:38 )  

Artículos Relacionados

Lo Dijo un Triunfador

Sam Walton

«Me he concentrado siempre en crear la mejor compañía minorista posible, y punto. Crear una inmensa fortuna personal no fue nunca una meta particular mía»

Sam Walton
Fundador de WAL-MART

Destacamos

 

Los Nuevos Emprendedores

Pamela Hartigan, directora de la Fundación Schwab, desarrolló una lista de diez puntos c...

 

¿Por qué las Tribus Cambiarán el Mundo? Seth Godin y las Tribus que Lideramos en TED

Seth Godin señala que Internet ha acabado con la publicidad masiva y ha resucitado una ...

 

¡Vive la Vida al Máximo!, Lucha por un Ideal, Lucha por un Mundo Diferente y Mejor

Asegúrate de Vivir la Vida al Máximo. Experimenta todo y diviértete. Disfruta el proces...