Banner
Perú,
Viernes, 20 de Septiembre de 2019

DEGANADORES - El Conocimiento a TU Alcance

DeGanadores.com Salud Estrés TIEMPO AL TIEMPO: El Arte de Vivir Despacio

TIEMPO AL TIEMPO: El Arte de Vivir Despacio

Imprimir
¿Te Gusta este artículo?

El Arte de Vivir DespacioSI EL TIEMPO NO TE ALCANZA Y VIVES CORRIENDO A TODA VELOCIDAD...

¡DETENTE!.

Un movimiento revolucionario propone aminorar la marcha para mejorar la salud, disminuir el estrés y disfrutar plenamente de la vida.

Hoy día es raro «por no decir imposible» encontrar a una persona que no se queje de dos cosas: la primera, la falta de tiempo... y la segunda la increible velocidad a la que literalmente corremos por la vida, tratando de cumplir con todas nuestras obligaciones, y rogando que aún nos quede tiempo para compartir con nuestros seres queridos. Sin duda, si existe una palabra que resume esta época, es velocidad.

Nan Símnions, una sicóloga radicada en New York, nos dice: "Hoy, muchas personas sienten que tienen que correr cada vez más, para ganar más dinero, tener el mejor auto, el cuerpo más tonificado, los hijos más inteligentes. Y no hablo de esas que se definen como ambiciosas; me refiero al ser humano promedio. Cuando una persona vive veloz­mente, pierde el contacto con su yo; los logros externos son su única prueba de que está haciendo 'bien' las cosas", "Pero la vida se vive desde adentro; para que tenga sentido, hay que detenerse a saborearla".

Hoy, existe el movimiento llamado Slow Life, que aspira a desacelerar el ritmo frenético de la vida moderna. Su credo: darle tiempo al tiempo para vivir más despacio. Esto nos permite realmente saborear el momento y le da trascendencia a las cosas más sencillas y cotidianas, pero esenciales, de la vida. Una de las propuestas más recientes de este movimiento es caminar más despacio y contemplar las nubes que, con su paso lento y gradual por el cielo, nos ayudan a serenarnos.

El movimiento ha cobrado tanta fuerza que actualmente existen ciudades Slow en todo el planeta, dedicadas a llevar una vida mucho más tranquila. Richard Carlson desaparecido autor de Viviendo a la velocidad de la vida, citó los seis beneficios principales de aminorar la marcha:

  • Reducción del estrés.
  • Mejor salud física.
  • Relaciones más íntimas y profundas.
  • Los sentidos se acentúan y esto permite un mayor disfrute de la belleza natural que nos rodea.
  • Más paz mental y serenidad.
  • Mayor creatividad, productividad y habilidad para mantenernos enfocados en las metas de nuestras vidas.

Para bajar la veloci­dad y tener una vida más lenta y serena, no tienes que cambiar todo de la noche a la mañana. Basta con que tomes con­ciencia del problema y pongas en práctica cualquiera de estas sugerencias:

  • Vivir con el celular encendido y conectados a Internet no nos permite alejarnos del mundanal ruido. Al final del día, cuando estés en casa con la familia, desconéctate y disfruta el momento. Aprende a diferenciar entre el trabajo y la vida privada, y no mezcles los dos.

  • Según las estadísticas, los seres hu­manos, incluso, estamos caminando más rápido que nunca, lo cual nos crea más estrés. Comienza por hacerlo todo «caminar, comer, leer, hablar, preparar la comida, limpiar la casa, conducir, hacer el amor» más despacio. Al principio tendrás que hacer un esfuerzo consciente, pero, con el tiempo, aprenderás a disfrutar de este ritmo más lento.

  • Cuando cenes, toma nota del color de las verduras; disfruta del olor de los condimentos, observa cómo se mezclan los ingredientes. Haz lo mismo cuando dobles la ropa recién lavada: observa las texturas, la sen­sación de la seda o el algodón. Fíjate en las cosas que te rodean: el árbol frente a la ventana, las personas que pasan a tu lado, el color del cielo. Trata de recordar detalles de la escena. Se trata de estar presente en el momento y disfrutar del proceso con los cinco sentidos.

  • Toma clases de meditación o de yoga o taichi, dos antiguas técnicas orientales que calman la mente, a la vez que te ayudan a alcanzar el balance físico. Cambia los juegos de vídeos por hobbies más relajantes, como la jardinería, tejer, caminar entre la naturaleza, etc. El movimiento Slow propone ir más despacio, como el caracol...

  • Manten las clases, compromisos, proyectos y actividades sociales bajo control; separa un tiempo para, simplemente, disfrutar del silencio y estar a solas con tus pensamientos. Esto te permite centrarte y serenarte en mente, cuerpo y espíritu.

 

Fuente: Resumen basado en un artículo del mismo nombre, publicado en Vanidades.

 

Comentarios (0)Publica tu comentario

Escribir comentario

busy
Actualizado ( Lunes, 23 de Febrero de 2009 16:15 )  

Artículos Relacionados

Destacamos

 

Los Nuevos Emprendedores

Pamela Hartigan, directora de la Fundación Schwab, desarrolló una lista de diez puntos c...

 

¿Por qué las Tribus Cambiarán el Mundo? Seth Godin y las Tribus que Lideramos en TED

Seth Godin señala que Internet ha acabado con la publicidad masiva y ha resucitado una ...

 

¡Vive la Vida al Máximo!, Lucha por un Ideal, Lucha por un Mundo Diferente y Mejor

Asegúrate de Vivir la Vida al Máximo. Experimenta todo y diviértete. Disfruta el proces...